11/9/15

En el país de la nube blanca, Sarah Lark

Sinopsis
Londres, 1852: dos chicas emprenden la travesía en barco hacia Nueva Zelanda. Para ellas significa el comienzo de una nueva vida como futuras esposas de unos hombres a quienes no conocen. Gwyneira, de origen noble, está prometida al hijo de un magnate de la lana, mientras que Helen, institutriz de profesión, ha respondido a la solicitud de matrimonio de un granjero. Ambas deberán seguir su destino en una tierra a la que se compara con el paraíso. Pero ¿hallarán el amor y la felicidad en el extremo opuesto del mundo? 



Comentario
Primero que todo, quiero comentar que este libro lo compré porque deseaba leer algo diferente. Y como ahora último (como siempre atrasada) había leído acerca de este "nuevo" termino landscape, decidí hacer un pequeño trabajo de investigación y me decanté por esta escritora, precursora de la etiqueta actual, ya que esto no es nuevo solo renovado.
Leí buenos y malos comentarios: muchas descripciones poco romance, personajes maqueteados, falta de información histórica, etc. Sin embargo yo me la leí en tres días, me enganché tanto y le encargué las otras dos de la trilogía a mi hija, pensando que en Argentina, sí estaban más baratos que acá y la diferencia es bien poca.
Quizás los personajes femeninos sean los comunes de las novelas de época, pero es lo que llama la atención, las Ladies y las institutrices. ¿Por qué? simplemente porque eran mujeres de diferentes mundos que convivían mucho debido al tema que las relacionaba: los niños. Por mi parte no le veo nada de malo que sea así. 
Quizás sea cierto que le faltó más historia de los maoríes, pero la novela no se trata principalmente de ellos, o de las luchas tribales, o cómo fue la conquista del territorio, sino de la adaptación de Gwyneira y Helen en un territorio desconocido: Nueva Zelanda.
Ellas llegan allá por un mismo motivo, con un equipaje cargado de romanticismo e ideales, sin saber lo que les esperaba cuando llegaran a destino.  
Vemos aquí a dos mujeres valientes aunque con un carácter distinto y bien marcado en cada una. Las historias de ambas se van entretejeindo con el pasar del tiempo. 
La descripción es abundante pero no repetitiva ni aburrida, y me gusta que a pesar de ser una novela romántica, no es el romance lo que sostiene la historia, sino los acontecmientos que ocurren dentro de la misma.
Lo que no me gustó fue (para variar), el tema de la traducción con mucho modismo español, y el voceo: a veces sí a veces no (los sajones no hablaban así), y que en ocasiones salían palabras por allí que no me parecen de época. Es verdad que no es necesaria tanta rigídez cuando se escribe una historia de época, pero igual hay que cuidar no caer demasiado en lo actual, ¿se apañaban los ingleses en el siglo XIX?
Ya empecé a leer La canción de los maoríes, y tengo varios títulos en mi lista para después. Luego les cuento ;)

1 comentario:

  1. Hola!! Me paso para decirte que en mi blog, te dejé un premio. Te lo mereces!! Anímate a participar.
    Un beso ;)

    PD. No leí nada de Sara. Tendré que ponerme las pilas con esta autora. ;)

    ResponderEliminar

Comenta cuanto quieras.