14/6/15

Dunas de Nieve

Este es un sueño loco que tuve la otra noche, decidí escribirlo porque es tan detallado, que parece como si lo hubiera vivido.

“Necesitaba ir a un evento, creo que a Viña del Mar, y Miguel se ofreció a acompañarme.
—¿Ella no se enojará? –pregunté.
—No, quédate tranquila.
Después de recomendarle que fuera bien vestido porque la cosa era de gala, me ocupé de mi atuendo.
Me puse un vestido color turquesa, debajo de la rodilla, y zapatos negros, pensé en maquillarme pero no sé si lo hice.
Miguel llegó temprano en la mañana, y me pidió echarse un rato en la cama porque estaba cansado, se durmió en el acto, y un par de horas después, cuando quise despertarlo me costó mucho.
—¡Apuesto que para variar no dormiste anoche! –le regañé, porque conozco sus malos hábitos.
Salimos al rato, él iba con abrigo y bufanda. Yo pensé hacer lo mismo, y no sé por qué apenas me puse un blazer negro. Ya en el auto comencé a quejarme (típico de mí), del frío que me daría por llevar el cuello descubierto. Entonces dijo que podíamos pasar algún sitio a comprar un pañuelo, porque para eso era tempano aún.
No sé qué rumbo llevábamos que nos fuimos hasta la pre cordillera, hasta un pueblo pequeño. Se me pasó San Felipe por la cabeza, pero la verdad no sé.
En el pueblo, no había tiendas, ni sitio dónde tomarnos un café. Un señor nos señaló con la mano, al final de una calle bastante larga, cubierta de maicillo. Allí encontraríamos donde tomar café, en unas casitas para turistas, y una feria artesanal que se ubicaba en la misma calle, pero había que ir  caminando.
Yo me colgué del brazo de Miguel, pero él no me tocó, sin embargo dijo:
—Te tomaría la mano.
—Si lo haces –le aseguré—, no te la soltaré nunca más.
—Tengo ganas de besarte –dijo después.
—Si lo haces no dejaré que te vuelvas a ir.
Entonces no hizo nada, porque no era su intención permanecer conmigo.
Llegamos a las casitas para turistas, que no eran otra cosa que mediaguas abandonadas. Entramos a una de ellas, y no tenía vidrios en sus ventanas, solo plásticos negros que Miguel se dispuso a quitar, mientras me sugería que fuera a mirar la feria yo sola.
Avancé por la calle de maicillo, y a la entrada de la feria, había un cartel tirado, de esos que cuelgan de lado a lado en las calles. Estaba pesado, y me costó levantarlo para poder pasar, recuerdo que era amarillo. En eso viene un jeep descubierto, y tampoco podía avanzar. Yo como puedo vuelvo a levantar la cosa para que pueda pasar, y el conductor mal educado ni siquiera me dio las gracias,y me dio rabia.
Comencé a mirar los puestos, y solo veía tejidos artesanales: ponchos, chalecos, mantas, etc. Nada de pañuelos. Cuando llegaba al final me pareció ver unos de color verde, colgados del otro lado. Me di la vuelta para pasar por allí, pero debía salir a la calle, y pasar por entre unas paredes blancas, extrañas.
Delante de mi iban tres chicas que reían: dos mayores y una niña, vestían pantalones y su cabello era negro y largo.
Una de ellas, jugando se acercó mucho a una de estas paredes, y de pronto se comenzó a derrumbar: la pared resultó ser una duna de nieve que sepultó a la chica. Lo extraño es que el resto del paisaje, era amarillo, de un aspecto desértico.
Alarmada, yo miré buscando algún pasillo por donde alcanzar a pasar. Las otras chicas gritaban, y yo miraba el espectáculo paralizada. La primera pared de nieve, alcanzó a la que estaba a la que estaba enfrente, y esa también se derrumbó y avanzó hasta mí. No supe nada más desde ese momento.
Miguel que había salido a dar una vuelta, vio de lejos la nube blanca y corrió a ver porque sabía que yo andaba en la feria.
Desperté varios días después en un hospital. Miguel dice que no volverá a dejarme sola nunca más porque no volveré a caminar.”

¿Vale la pena que estén contigo por lástima?



Licencia de Creative Commons
Dunas de Nieve by Pilar Lepe is licensed under a 
Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia en http://www.wattpad.com/user/pilarlepe

1 comentario:

  1. Muy bueno Pilar, me parece un sueño muy detallado e intrigante!!

    Besos!!

    ResponderEliminar

Comenta cuanto quieras.